Violencia obstétrica, momentos vitales e información fidedigna.

Creo firmemente que cada persona, ve lo que quiere ver. Lo que en el momento vital que está, le muestra la vida.

También creo que tenemos que ser ávidas, estar expectantes y sobre todo informadas, tenemos que estar informadas. El saber es la pieza clave, para que no nos engañen, sometan, infantilicen o ridiculicen en cualquier momento en el que nos encontremos.

El que no estemos documentadas o informadas de lo que pasa, más allá de nuestra vivencia,no quita para que respetemos. Sin humillar y sin dejar de creer a nuestro contrario. De ahí, de oír hablar, contar y empatizar puede llegar el que abramos los ojos a ciertas prácticas no profesionales, que tenemos en nuestro día a día.

Hoy por hoy, tenemos mil y una herramientas para intentar contrastar una información, para saber que es verdad o por lo menos buscarla.

Cada día, me encuentro personas que dan por hecho que lo que hacen en los hospitales, en las maternidades ( esto puede ser extrapolable, más allá de la sanidad) está bien hecho. Simplemente se conforman con la creencia paternalista de antaño, en la que los médicos son casi dioses.

Y UNA MIERDA.

En España, un 95% de los partos son medicalizados más allá de lo que recomienda la Organización mundial de la salud.

Aquí os dejo la BSR(biblioteca de salud reproductiva) de la OMS

Damos por hecho cuando salimos de la maternidad con nuestro hij@ en brazos, que todo ha ido bien. Le tenemos a él/ella ¿qué más podemos pedir?.

En algunas mujeres ese silencio que no hace mención a todo el sufrimiento en el paritorio, lo llevan a voces dentro. Y las consecuencias son importantes en una mujer puérpera, con las hormonas revueltas y un ser pequeñín que la reclama 24h.

La violencia obstétrica, EXISTE.

Se entiende por violencia obstétrica[1] cualquier acción que patologice los procesos reproductivos naturales y biológicos. Estos se expresan mediante un trato deshumanizado por parte de los profesionales de la salud, relacionadas con todo el procedimiento que conlleva un embarazo. Abarca desde el período de gestación hasta el posparto, por lo que afecta de manera directa o indirecta, el cuerpo y los procesos reproductivo de las mujeres.

En el ámbito físico, esta violencia se traduce en prácticas invasivas; tales como: el tacto realizado por más de una persona, la episiotomía de rutina, el uso de fórceps, la maniobra de Kristeller, el raspaje de útero sin anestesia, una cesárea sin justificación médica y el suministro de medicación innecesaria. Por su parte, la violencia obstétrica psicológica se manifiesta en un trato deshumanizado mediante la utilización de un lenguaje inapropiado y grosero, discriminación, humillación, burlas y críticas respecto al estado de la mujer y su hijo. Asimismo alcanza la omisión de información sobre la evolución del embarazo por parte de los profesionales de salud.

Manifestaciones de la violencia obstétrica

No atender oportuna y eficazmente las emergencias obstétricas.

Obligar a la mujer a parir en posición supina y con las piernas levantadas, cuando están presentes los medios necesarios para la realización del parto vertical.

Obstaculizar el apego precoz del niño con su madre, sin causa médica justificada, negándole la posibilidad de cargarlo y amamantarlo inmediatamente al nacer.

Alterar el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el uso de técnicas de aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer.

Practicar el parto por vía de cesárea, cuando haya condiciones para el parto natural, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer . Wikipedia

Es RIDÍCULO que haya personas y profesionales, que lo nieguen todavía, cuando seguro que la mayoría de nosotras en mayor o menos medida lo hemos sufrido.

El problema es que no sabemos lo que es normal, natural y lo que es violencia obstétrica. Para eso nos tenemos que reeducar, informarnos, leer, hablar con mujeres, crear redes entre nosotras, TRIBU, en definitiva.

Si queréis saber más sobre violencia obstétrica , El parto es nuestro.

Tenemos que saber el por qué y el qué pasa en cada momento. Con una información fidedigna y real, podremos decidir en cada momento lo que queremos hacer o las opciones que tenemos disponibles . Basar nuestra decisión en algo real y no en lo que nos hacen creer,es la base para romper con todo esto.

Aquí, las recomendaciones al parto de la OMS

Tener un embarazo consciente, un parto respetado, un puerpério agradable y sostenido y hasta una despedida de nuestro hij@, sea del tiempo que sea ,digna, ES NUESTRO DERECHO. Y hay formas de conseguirlo.

¿Sabemos lo que es el plan de parto?

Copio literalmente del Ministerio de sanidad,servicios sociales e igualdad.(Más información, aquí)


PLAN DE PARTO Y NACIMIENTO
El Plan de parto y nacimiento es un instrumento para que las mujeres puedan expresar por escrito sus preferencias, necesidades y expectativas en relación con la atención que desean recibir. Así se evita tener que hacerlo durante el parto, momento emocional y físico centrado en el proceso vivencial.

Significa principalmente el resultado del intercambio de información entre profesionales y usuarias en el seguimiento del embarazo y de las sesiones de preparación al parto. No está ideado para sustituir la información necesaria que debe ofrecerse a todas las mujeres.

Garantiza la comprensión del proceso y la participación activa de las mujeres, además de facilitar la relación y la tarea del equipo profesional.

En el plan de parto, se puede contemplar cualquier situación que se de o se pueda dar en un parto. Se puede incluir también, el manejo de muerte perinatal, ya que, en ese caso también tenemos derecho a decidir, que queremos para nuestr@ hij@ y para nosotras mismas.

Por supuesto,que en un tanto por ciento de hospitales siguen sin seguir las recomendaciones de la OMS y ni qué decir de los planes de parto.

Presenta tu plan de parto y nacimiento. Tenemos derecho a que se nos tome en cuenta.

Si quieres un ejemplo de un espectacular plan de parto, aquí te dejo el de Paloma, en su blog Patadita.

Y por último un libro que todo el mundo tendría que leer, para comprender la magnitud de todo esto. La sociedad que vaciaba úteros. “El día a día en un paritorio español contado desde dentro. Acompaña a siete mujeres durante el embarazo mientras te muestran todo lo que debes saber sobre este y el parto” por Irene Garzón.

Anuncios

3 comentarios en “Violencia obstétrica, momentos vitales e información fidedigna.

  1. Vanesa Blb dijo:

    Un post muy necesario.
    Me ha venido a la mente como gracias a esas charlas entre madres me enteré hace cosa de un mes de que antes, hará cosa de 5 años no antes en la antigüedad, ataban a las mujeres las manos en las cesareas. Nunca nadie me lo había contado y esta amiga me lo contó como era, para llorar decía, desnuda, sola, con las manos atadas…aun estoy en shock.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Pipo Pipe y Papás dijo:

      Pero es que eso, sigue pasando!!!!! Hace poco leía a una matrona en un grupo defendiendo eso. Es horroroso!!!

      Hay muchas, pero muchas actitudes y prácticas médicas que dan por normales cuando no lo son.

      ¡¡¡¡TENEMOS QUE ESTAR INFORMADAS!!!!

      Mil besos tesoro!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s